Venezuela como lugar para Emprender e Invertir

Como he mencionado en otras oportunidades, soy de Venezuela; de más está decir que amo a mi país; amo sus paísajes, sus riquezas naturales, sus folklore, sus mujeres, sus costumbres típicas (entre muchas otras cosas); pero para nadie es un secreto la situación de Crisis Nacional que atravesamos. 

Mapa Venezuela
Mapa de Venezuela
Sin entrar en muchos temas y detalles (que son también causa y/ o efecto de los problemas que como nación tenemos), cabe preguntarse ¿Vale la pena invertir en Venezuela?

Ya sea que usted invierta dinero, o solo tiempo, esfuerzo y dedicación; la respuesta a la pregunta planteada en el párrafo anterior es un contundente SI!!

Pero si la situación está tan difícil en Venezuela ¿Por qué sigue siendo tan buen lugar para invertir?
   
Primero que todo, aunque parezca una incongruencia hay multitud de variables y factores que influyen en que así sea; para empezar hay que destacar que una de las razones de peso es la idiosincrasia del venezolano; el venezolano es cómodo, pero a su vez es trabajador (cuando se lo propone); al venezolano le gusta producir dinero y luego proporcionarse lo que él considera que es calidad de vida!  Por ello  es aficionado a grandes marcas comerciales, más que por la calidad de los productos (a la que también le asigna importancia), por el estatus que eso le genera dentro de su círculo social.

Esto que acabo de mencionar es un factor de peso para invertir en Venezuela; el venezolano por sobre todas las cosas es consumista; siempre gastará más de lo que tiene por mantener y aparentar un status (que en la mayoría de los casos no posee). Es decir, que el venezolano siempre gastará en aquellas cosas que necesita e incluso en aquellas que no necesita.

Segundo, existen cantidad de rubros y actividades que son territorio inexplorado en Venezuela: En los países del primer Mundo la mayoría de las actividades de producción de bienes y servicios del mercado han sido ocupadas y existe fuerte competencia en todos los sectores productivos, pero en Venezuela queda todavía mucho campo por desarrollar;  hay muchísimas actividades (más de las que podamos imaginar) que no se desarrollan y existe gran necesidad de producción de materias primas, y de procesamiento de las mismas para la generación de los mencionados bienes y servicios; lo cual es irónico, porque Venezuela se ha especializado a través de la historia por ser un país generador de Materias Primas.

Algunas de los empresarios y de las personas más influyentes (que he conocido con el paso del tiempo) me han comentado en alguna ocasión que en su opinión, a pesar de la difícil situación, no hay mejor lugar en el Mundo para producir dinero e invertir que Venezuela.

Yo les concedo razón; observe lo siguiente y razone usted si lo que afirmo es cierto o no; en Venezuela usted sale a la calle a vender un saco de abono y lo vende, sale a vender dulces y los vende, sale a vender cualquier bien o servicio que se le pueda ocurrir y consigue venderlo; ¿qué significa esto?; sencillamente que hay mercado para todo; para todo hay demanda; lo que en la mayoría de las ocasiones falla es la oferta; es decir; la oferta de bienes y servicios no se corresponde con la demanda que existe de los mismos.

Tercero; la inflación en Venezuela es una de las más altas del Mundo, lo que tiene grandes desventajas pero  a su vez ventajas también. 

Entre las desventajas podríamos mencionar que el control gubernamental de los negocios y empresas es inmenso y cada día va en aumento, pero siempre hay modos de superar la crisis, siempre hay resquicios legales por medio de los cuales los empresarios se pueden aprovechar para hacer menos pesada la carga fiscal e impositiva.

Es cierto que con la crisis se ha incrementado en forma exponencial el comercio informal; pero también es cierto que las personas que trabajan en este tipo de actividad deben comprarle los bienes y servicios que comercian a los negocios ya establecidos. Y el comercio Informal es otra de las formas como el Venezolano ha logrado palear un poco la profunda crisis económica, financiera y de toda índole que como sociedad atravesamos.

A la luz de de todo esto, cabe resaltar que muchos Empresarios en la historia y en distintos lugares del Mundo han sabido aprovechar las crisis para hacer dinero; ahora, esto no significa jugar a ser el buitre -es decir, aprovecharse de las desgracias de un pueblo para lucrarse-; más bien se trata de producir dinero generando bienes y servicios que ayuden a un pueblo en crisis a vivir mejor.

Una de las ventajas (si puede considerarse así) de la inmensa crisis que atraviesa Venezuela como nación es que se ha hecho muy fácil y accesible pedir créditos a la Banca Privada para desarrollar proyectos.

Esto es así por varias razones; en primer lugar porque el gobierno nacional ha obligado a las instituciones financieras a otorgar mayor cantidad de créditos para los empresarios, emprendedores e inversionistas, e incluso para el ciudadano común y corriente que no tiene esas aspiraciones; en segundo lugar porque la sociedad demanda de proyectos y realizadores de dichos proyectos (emprendedores e inversionistas) y en tercer lugar porque debido a la inmensa crisis que atraviesa Venezuela casi cualquier cantidad de dinero se vuelve insuficiente para desarrollar cualquier iniciativa.

Ahora bien; ya sabemos que es fácil o accesible solicitar un crédito, pero aún así muchas personas se abstienen de hacerlo por la sencilla razón de que no quieren endeudarse; pero hay que vislumbrar algo curioso - el factor crisis vuelve a entrar en juego-  resulta ser que si usted solicita un crédito hoy y supongamos que las cuotas de pago le quedan a 24% anual, significa que usted tendrá que pagar a razón de un 2% mensual, pero el factor inflación en cambio sube mensualmente muchísimas veces esa proporción (y digo muchísimas veces para no entrar en cifras y detalles que todos conocemos). 
   
¿Qué significa todo esto? Que aún endeudándose es negocio rentable adquirir bienes, servicios, maquinarias y/o materias primas a través de créditos, puesto que en el largo plazo nos habrá salido a buen precio (cuando lo miremos en retrospectiva),  en relación con el que tendrá al cabo de unos meses por efectos de la mencionada Inflación.

Quiero resaltar algo importante además; desde que tengo uso de razón he oído las frases “La cosa está mala”, “la situación del país va cada día peor”, “la situación económica es un desastre”; ahora bien; más allá de la parte de razón que llevan dichos comentarios, hay algunas cosas que nos ha enseñado la historia contemporánea de Venezuela:


1- Siempre la cosa irá a peor, pero no justifica quedarse de brazos cruzados ni significa el fin de Venezuela como nación. 


2- Hay que dejar las excusas y empezar a buscar soluciones a los problemas. 


3- Aunque las circunstancias no son nada alentadoras (en la mayoría de los casos) siempre hay esperanza.


______________________
  
Si la crisis llega a ceder en algún punto y cambian muchos aspectos actuales, Venezuela surgirá como un país con grandes oportunidades de desarrollo,  donde las personas que tengan capital suficiente podrán invertir y hacer mucho más dinero que el que se pudiera soñar.

No es cuestión de pintarlo todo bonito; la realidad es que el poder adquisitivo del venezolano se reduce considerablemente cada día; pero este siempre se las ingenia para (dentro del régimen legal) subsistir,  mantener sus costumbres y su idiosincrasia.  El comercio Informal sigue siendo el Mercado al que más recurren las personas en Venezuela para hacerle frente a la crisis.

 Uno de los problemas más importantes que se derivan de la pérdida del poder adquisitivo venezolano es la disminución de la capacidad de ahorro. Esta es otra de las cuestiones que deben fortalecerse y que es muy difícil de lograr por estos días, sobre todo por el asunto de que nuestra moneda es cada día más débil frente al Dólar Norteamericano. 

Cualquier persona puede vislumbrar hoy en día que es mejor tener el dinero invertido en bienes y servicios que tenerlo en Bolívares en el Banco; y esto es así porque la crisis carcome el valor de la moneda nacional.  

Si una persona guarda 100 mil Bs. en el Banco y en ese momento le alcanza para comprar un bien de determinadas características, al cabo de unos días o semanas seguirá teniendo nominalmente la misma cantidad de dinero en el banco, pero ya solo le alcanzará para comprar un bien de inferiores características.

No obstante, si usted es de Venezuela o de cualquier otra nación, voy a ofrecerle otra opción dentro del abanico de posibilidades que existen en el Mundo Moderno; y es la opción de trabajar online; no es cuento, no son historias, (o como decimos en Venezuela “cotorras”) no se trata de estafas ni de burlas, ni mucho menos de pérdidas de tiempo; son opciones reales que existen hoy en día en el Internet.

Le comento con respecto a la crisis que atraviesa Venezuela como nación que yo también la sufro (como usted y como todos los venezolanos); la diferencia entre la mayoría de mis compatriotas y yo, estriba en que estoy haciendo algo diferente e innovador para generar ingresos en forma online (y por ende para que la crisis cada día me afecte en menor medida).  

Por eso todo radica en la aptitud y actitud que tengamos para con las situaciones. Por todo esto le digo, usted también puede generar dólares a través de Internet y sacar un dinero extra para cubrir sus necesidades.

Estas  opciones -que no existían hace cosa de una década y, que debido a la globalización y a la expansión del Internet y las Tecnologías de la Información  son una realidad hoy en día- permiten a millones de personas a través del Mundo superar sus limitaciones financieras. 

Una de las grandes ventajas que se derivan de trabajar por Internet radica en la posibilidad de cobrar en Dólares o en Euros; algo que sin duda es atractivo para personas de todo el Mundo, pero aún más para personas de Latinoamerica (Venezuela, Argentina, México, Chile, Paraguay, Ecuador, Colombia, Honduras, Nicaragua, Cuba, Uruguay, etc) por las limitaciones gubernamentales que existen en materia de divisas en esa región.

Otra cosa fundamental es que no requiere dinero para empezar a trabajar en forma online; solo dedicar unos minutos diariamente para realizar ciertas tareas y listo.

Ahora bien, ¿cómo puede usted trabajar por Internet? Y ¿cómo recibiría el pago?

Llevo ya algún tiempo explorando esto de generar dinero por Internet y me decidí a hacer este blog como mi propia contribución para que personas de todo el mundo (y en especial de Venezuela), puedan hacerle frente a las grandes limitaciones financieras, económicas, filosóficas, espirituales, morales y de toda índole, que las circunstancias actuales nos han impuesto. 

A través de los siguientes links podrán aclarar muchas de las dudas que ustedes puedan tener al respecto de cómo generar dinero por Internet, espero que les sirvan de ayuda y de inspiración mis palabras y mis artículos.




   
Les insto también a siempre estar pendiente de este blog ya que siempre trataré de publicar novedades sobre las opciones para generar ingresos por internet que vaya descubriendo con el paso del tiempo.

Si le gustó el artículo puede dejar un comentario en este blog. 

También puede escribirme a seunemprendedoronline1@yahoo.com
Hasta la próxima.

2 comentarios:

  1. Me gustó el artículo. abre un abánico de posibilidades frente a la crisis.
    Gracias

    ResponderEliminar

Déjame saber tus comentarios y sugerencias acerca de mi Blog

Botones Sociales

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...